Pensamiento Crítico

¿Qué es el pensamiento crítico?

El pensamiento crítico es la capacidad que tiene el ser humano para analizar y evaluar información existente sobre un tema o una idea, para luego filtrar la parte veracidad de dicha información y alcanzar una idea argumentada ignorando la mayoría de sesgos externos.

Ya lo decía Descartes:

"Duda de las informaciones, dogmas y axiomas absolutos que te rodean hasta que por tu propia cuenta seas capaz de darle veracidad, o de no ser posible, descartarlas."

En definitiva, no aceptes ciegamente lo que otros digan.

El pensamiento crítico está muy relacionado con otras capacidades como la creatividad, la intuición o la lógica, que nos permitirán elaborar nuevas estrategias y diseñar nuevos entornos a la hora de percibir y ver las cosas.

image

El pensamiento crítico es la antítesis del conformismo.

Se basa en la continua búsqueda de la objetividad en los hechos, eliminando virutas de subjetividad y otros elementos como los sesgos cognitivos que nos puedan manipular nuestra capacidad a la hora de gestar unas conclusiones.

Origen del pensamiento crítico

Uno de los primeros filósofos en usar la expresión “Critical Thinking” fue Max Black como título en uno de sus libros de lógica (1946).

Pero este concepto no es nuevo del siglo pasado, ni mucho menos. Su origen se remonta a la antigua Grecia: Sócrates y su mayéutica, Platón y su dialéctica y Aristóteles y su retórica fueron algunos de los ilustres que ya se cuestionaban las cosas de una manera más o menos razonada.

De hecho, si miramos atrás, todos los grandes pensadores han dedicado gran parte de sus vidas a construir y deconstruir ideas, a comprender el mundo que les rodea y a cuestionarse las verdades que imperaban en sus épocas.

“La vida no examinada no vale la pena vivirla”. Socrates.

Pensamiento crítico en el mundo moderno

En la actualidad, pensadores como Nicholas Nassim Taleb, James Clear, Shane Parrish, Richard Feyman y Naval Ravikant han logrado dar luz a través de sus ideas y un complejo trabajo de investigación y divulgación, respuesta a muchos de los entresijos del comportamiento humano, los hábitos, la productividad y los modelos mentales (enlace a la página de modelos mentales).

“Absorbe lo que es útil, descarta lo inútil y agrega lo únicamente tuyo”. Bruce Lee.

¿Dónde fallamos?

  • Por lo general, carecemos de conciencia de nosotros mismos cuando se trata de comprender nuestro propio proceso de pensamiento.

  • Consideramos las ideas desde el punto de vista de nuestros propios sesgos y nociones preconcebidas sin cuestionarlas ni analizarlas como es debido.

  • Formamos opiniones rápidamente sin esforzarnos por fundamentar los puntos de vista o sin tener en cuenta las fuentes de evidencia.

  • Tomamos decisiones sin comprender completamente por qué o sin un marco adecuado que defina lo que sabemos y cómo acceder a ese conocimiento de manera sistemática.

Entonces, ¿cómo podemos aprender a pensar con más claridad?

El pensamiento claro está ligado a cuánto sabemos sobre el mundo, nuestra capacidad para aprender continuamente y la  construcción de un entramado de modelos mentales.

image

Como mejorar el pensamiento crítico

Mejorar esta habilidad es esencial si se quiere aprender a distinguir la verdad en un mundo lleno de falacias, mentiras y noticias falsas.

Pero esta habilidad no solo te va a ayudar a detectar noticias falsas, también te ayudará a tomar mejores decisiones. Estas decisiones marcaran el destino de tu vida, así que cuanto más armas tengas a tu alcance para tomar mejores decisiones, la probabilidad de cumplir todos tus objetivos se verá multiplicada exponencialmente.

image

Mejora tu entorno

Crear un entorno que te permita tomar mejores decisiones: examina las decisiones que vayas a tomar en diferentes momentos, lugares y estados de ánimo. La razón tiende a justificarse uno mismo más que a generar el juicio correcto (el enigma de la razón) por lo que una forma de de evitar cometer muchos errores en la toma decisiones es razonar sobre el mismo problema en muchos contextos diferentes.

Si la decisión es la misma en todos los contextos, podrás estar más seguro de que estas tomando una buena decisión.

Debate y discute sobre ideas más a menudo

La razón funciona mucho mejor cuando se combina con razones ajenas. Hablar de la decisión que has tomado con otras personas es una buena forma de que tus ideas ganen solidez, o por el contrario, encuentres las fisuras que se te habían pasado por alto.

No te cases con ninguna idea

Cometemos un error muy frecuente: no actualizarnos sobre nuestras propias ideas. Nuestras viejas creencias pueden aferrarse a nosotros más de lo que nos gustaría. Esto puede suponer que, incluso con una demostración de que estamos equivocados, nos neguemos a abandonar esas viejas creencias que nos han dado un cómodo cobijo durante los últimos tiempos.

Esto ocurre porque siempre estamos tratando de justificar nuestras creencias intuitivas en lugar de argumentar en contra de ellas. Si mantenemos el foco en buscar porque uno tiene razón, ignoraremos por qué podemos estar equivocados.

Otro motivo puede ser las consecuencias sociales de cambiar nuestra opinión. Lo percibimos con una muestra de debilidad o como una rebaja de reputación e identidad. No tengas miedo a equivocarte, a rectificar y a diseñar nuevas creencias.

Absorbe mucha información sobre el mundo que te rodea

Así de sencillo, cuanto más seas sobre las cosas que te rodean, mejor podrás razonar sobre ellas.

Tenedemos a tener una opinión formada sobre la mayoria de temas en los que nos hemos profundizado lo suficiente para poder aportar datos con una solidez contrastada.

"El pensamiento crítico, por lo tanto, no ocurre porque hayas estudiando una materia de forma lógica, sino porque sabes lo suficiente sobre como funciona el mundo para descartar ciertas posibilidades como improbables o imposibles." Francis Bacon.

¿Cual es la desventaja de todo esto? Que el pensamiento crítico no es algo que puedas aprender en un grado universitario o en un master online. Significa que tienes que estar en un constante aprendizaje, sobre muchos temas, para poder tomar mejores decisiones.