¿Quiénes somos?

Hace un año y medio, una llamada por teléfono cambió todo. Se acercaba el invierno, era de noche y hacía frío. Llevábamos meses trabajando juntos, creando contenidos en un proyecto sobre estoicismo. Teníamos ganas de crear algo propio y el invierno nos pareció un buen momento para empezar a construir.

En nuestro interior teníamos esa sensación de querer hacer las cosas a nuestra manera. El estoicismo estaba super bien pero, ¿sólo estoicismo? Hay demasiados temas interesantes como para cerrarnos tantas puertas. Necesitábamos un lugar donde dar rienda suelta a nuestra curiosidad.

¿Y si montamos un podcast?

La idea estaba lista. Solo nos faltaba un nombre. Dentro historia épica que no fue tan épica.

Aquiles fue el elegido. Considerado el más veloz de los hombres, de ahí su mote “el de los pies ligeros”, era hijo del rey Peleo y la ninfa Tetis. Nada más nacer, su madre intentó hacerle inmortal sumergiéndole en la laguna Estigia. El talón, del que su madre le sujetaba, no toco el agua y se convirtiéndose en su único punto débil. El talón de Aquiles.

Aquiles

Aunque nos hemos apropiado de su nombre, no podemos decir lo mismo de su incuestionable belleza.

Un momento, ¿talón?

Alguna bromita nos ha caído pero no, no nos llamamos el talón de Aquiles. Somos el Rincón de Aquiles. O ERDA, como mierda pero sin el mi. Seguro que así ya no se te olvida 🙂

Después de quitarle todo el glamour a la historia, vamos a intentar arreglarlo con una historia de piratas.

De troyanos a piratas

La muerte de Gold D. Roger, el antiguo rey de los piratas, marcó el inicio de una nueva era. Miles de jóvenes —y no tan jóvenes — se lanzaron a la mar para intentar encontrar su tesoro: el One Piece.

Luffy, un pirata que puede convertir su cuerpo en goma, es uno de estos jóvenes aspirantes. Sin barco y sin tripulación, se lanza a la aventura.

Por el camino, nuestro pirata de goma recluta a sus compañeros de viaje. Un espadachín, una navegante, un francotirador, un médico, una exploradora, un cantante… su tripulación se va llenando de los mejores en cada campo. Luffy se rodea de gente mejor que él, sabe que es el precio a pagar por llegar a ser el Rey de los piratas.

Pero a ver, David y Sergio. Sergio y David. ¿Qué me estáis contando de piratas?

Vale. Ni somos Aquiles, ni somos piratas. Tampoco queremos conquistar Troya, ni conseguir el One Piece, pero la historia de Luffy está más relacionada con nosotros de lo que crees. Atento que tú también formas parte de ella.

Nuestro joven pirata empieza de cero, sin tripulación ni barco. Con el tiempo avanza, conociendo por el camino a los miembros de su tripulación. Nada nuevo hasta aquí.

Ahora piensa en tu vida. Todos tenemos un punto de partida, sea el cero o el diez. Por el camino aprendemos y encontramos a personas que nos acompañan en el viaje.

Conforme avanza, Luffy tiene que hacer frente a enemigos cada vez más fuertes. A veces gana, otras pierde. El aprendizaje se encuentra en la victoria y en la derrota. Luffy lo sabe y aprende de cada golpe que se lleva por el camino.

¿Tan diferente es la vida?

Mejoras y aparecen nuevos retos.

Lo que has aprendido en las batallas anteriores y tus decisiones presentes, te permiten seguir navegando por la vida y conseguir (o no) tus objetivos.

En este Rincón, mientras recorremos nuestro propio viaje, intentamos traerte el conocimiento que más nos ha servido a nosotros. También seguimos el consejo de Luffy y nos rodeamos de gente mejor que nosotros. ¡Queremos la mejor tripulación! Por eso, cada semana nos acompañan referentes en disciplinas que pueden ayudarnos a vivir una mejor vida.

Solo nos falta una cosa.

Tú.

Sube a nuestro barco que zarpamos.

Bienvenido a El Rincón de Aquiles.

Carrito de compra