Newsletter

Newsletter

Hace 2000 años no existía el email

Zenón estaba a su bola dando clase en la stoa.

Epicuro comiendo con amigos en el Jardín.

Y Platón explicando la dualidad cuerpo-alma en la Academia.

Ahora si que tenemos mail pero estamos llenitos de basura.

Promociones, spam y contenido que debería llamarse "vendenido".

Sinceramente, no quiero eso en mi bandeja de entrada.

Imagino que tú tampoco.

¿Por qué tendrías que recibir otro correo más cada semana?

El primer motivo que se me ocurre es que lo abras con ganas.

Una dosis cada martes de filosofía, psicología y pensamiento crítico le alegra el día a más de uno.

Concretamente a más de 500 personas. Tú podrías ser uno.

Como no necesitas otro correo de vendenido, no recibirás otro. Al menos no por nuestra parte.

Lo que mola es abrir el correo con ganas cada semana.

Si a eso le sumas aprender cosas aplicables a tu día, tienes un combo brutal. El combo que te mereces, y el combo que te vas a encontrar por aquí.

Si te animas, nos leemos los miércoles. Apúntate aquí debajo.